Vía Francesa

Ruta normal
23 junio, 2017
Vía Eslovena
23 junio, 2017

Partiendo desde “Plaza Francia” (4.100 m) se alcanza en unos 20 minutos a media hora, la zona de peligros de aludes. Transitando el circo del glaciar “Horcones inferior” a máxima velocidad, se llega a un lugar protegido, que es el limite derecho del “gran espolón de los franceses”.

Subir por un gran cono de deyección de hielo y nieve, cruzar la primer rimaya y alcanzar una banda de rocas grises de poca inclinación. Poca dificultad, roca de mala calidad, peligro de caídas de piedras.

(Ganar altura por estas rocas grises, hasta alcanzar una zona de rocas negras de estratos muy favorables (escalonado). Por estas rocas negras atravesar hacia la derecha evitando un espolón y un gran diedro descompuesto. Se alcanza así el limite izquierdo del canal de avalanchas, peligro de aludes.

Se llega a una franja de rocas grises/amarillentas, escalarlas ligeramente hacia la izquierda, abandonando el canal de avalanchas. Luego, cuando el terreno se empina y dificulta la fácil progresión, atravesar hacia la derecha hasta alcanzar nuevamente el canal de avalanchas, transitarlo durante unos 50 metros. Llegar al marcado limite entre una franja de rocas amarillentas y una franja de rocas negras. Este limite es una verdadera vereda natural que, siguiendola hacia la izquierda, se gana el filo mismo del “gran espolón”.

Después de un escalón rocoso de escasa dificultad, se arriba a otra terraza apta para vivac. Aquí la altura aproximada es de 4.500 – 4.600 metros y el tiempo necesario desde el campamento base unas 3-5hs.

Comienzan las dificultades de la vía. Subir 50 metros por rocas areniscas muy inestables, hasta un resalte de roca negra de mayor dureza y calidad. g metros (IV) a (V) según la cantidad de hielo y nieve sobre la roca. Posteriormente 120 metros (III) hasta alcanzar el comienzo de un canal de hielo y/o nieve. Continuar por este sistema de canales y rampas por unos 250-300 metros de pendientes variables entre 40° y 45°. Se llega así hasta la base de las “grandes torres”, uno de los principales obstáculos de la pared. La ruta esta señalada por restos de cuerdas y esta claveteada en su totalidad, aun en exceso.

Después de esta “maldita” chimenea se alcanza una estrecha saliente que domina un canal de poca inclinación. Destrepar unos 5 metros hasta ganar el canal. Subir fácilmente unos 150 metros y llegar, hacia 1a izquierda, al filo del espolón. Aquí comienza el “Glaciar medio”. Aparecen salientes de roca, que al modo de islotes, permiten confortables vivacs fuera de la trayectoria de posibles avalanchas. La altura es de unos 5.200 metros y el tiempo necesario desde la plataforma a 4.500 metros, de unas 5 – 8 horas. El “Glaciar medio” si no esta “penitenteado” se cruza en I a 2 hs. La pendiente es de 40 a 50° y remata en la franja de “rocas areniscas” a una altura de 5.500-5.550 metros (posibilidades de vivac).

Las “rocas areniscas” tienen 200 metros de altura, son de excelente calidad, pero difíciles para asegurar. Los “friends” resultan perfectos para fijar en los innumerables agujeros que presenta la roca. Los números 2 a 3 son los mas aptos.

Las condiciones que presenten las “rocas areniscas” son determinantes del tiempo total de escalada, al igual que las condiciones del “Glaciar superior”. Si ha nevado mucho en los días previos a la escalada, estas rocas acumulan mucha nieve haciendo muy difícil su trepada. En buenas condiciones, la vía a seguir es clara y su dificultad es de (m) y (IV) con s610 un corto pasaje de (VI). Las “areniscas” presentan un pequeño nevero central por el cual atraviesa la vía, este es una alternativa de vivac, no muy seguro ni aconsejable, pero alternativa al fin.

En total después de 4 largos de cuerda de 50 metros o 5 de 40 metros. se alcanza la base de la barrera de seracs del “Glaciar superior”, la altura aquí es de unos 5.700 metros. Hay posibles lugares de vivac aconsejable solamente para alpinistas con nervios de acero y sorprendidos por la noche o la tempestad.

La barrera de seracs tiene un desnivel aproximado de 100 metros, pero su escalada demanda unos S o 6 largos de alucinante escalada, mas peligrosa que difícil. El hielo suele ser perfecto para las herramientas de escalada modernas y la aseguración es excelente.

Se alcanza así el extremo externo del “Glaciar superior”. Abundan los lugares para vivac, la altura es de unos 5.800-5.900 metros y el tiempo empleado desde la base del “Glaciar medio” (5.200 m) de unas 6-9 horas. Aunque muchas cordadas lentas se ven obligadas a vivaquear en algún lugar intermedio.

El “Glaciar superior” si esta “penitenteado”, o cubierto con nieve abundante reciente, es muy fatigoso y exige prácticamente una jornada completa para superarlo. Se ganan 200-250 metros de desnivel con un desarrollo de aproximadamente 1.000 metros, ya que se deben evitar grandes grietas que se abren transversalmente al sentido de la marcha. El peligro de avalanchas es, en determinadas condiciones, muy considerable, debido a la favorable pendiente de 25°-30° que permite grandes acumulaciones.

Después de cruzar este inmenso balcón de hielo, se llega a la base de un marcado y afilado espolón, que se eleva claramente a la derecha visual de la vertical de la cima norte. Es posible vivaquear en las proximidades de este espolón, al abrigo de alguna grieta. Altura aproximada: 6.100-6.150 metros.

Ganar el espolón final, abandonando el “Glaciar superior”, es uno de los pasajes mas difíciles y duros de toda la vía. El lugar mas apto es alcanzar las grandes rampas de hielo que se elevan a la izquierda del espolón. Estas rampas tienen pendientes de 50° a 55° con rimayas iniciales de labios extraplomados y peligro de caidas de piedras.

Por estas rampas de hielo, se atraviesa ascendentemente hacia la derecha hasta alcanzar el agudo filo del espolón. Se encuentra así un resalte de buena roca, en la base del cual existe el ultimo lugar amplio para vivac Altura: unos 6 500 metros, tiempo necesario desde el “Glaciar superior”, 4 – 9 horas.

El resalte de roca demanda dos largos de cuerda de (IV) y (V), buenas condiciones para asegurar. Luego se escala una afilada y expuesta cresta de terreno mixto, 120-150 metros de (IV) y (V). Esta cresta remata en unas pendientes mixtas muy difíciles y empinadas, las que se evitan atravesando hacia la derecha. Pendientes de hielo y nieve de 40° a 50°. Luego, directamente hacia arriba, 80 metros de 45° a 55°, hasta salir de la pared sobre el fácil filo del “Glaciar de los Polacos”.

Aquí terminan las dificultades técnicas y el tiempo empleado desde la base del resalte rocoso es de 4 – 8 horas. Desde este punto hacia la cima: unas dos horas de marcha.