.
Datos de la expedición de Per Aspera !!

Nombre Completo: Per aspera !!
Fecha de Inicio: 1/1/2006
Tipo Expedición: Expedicion a la Cumbre
Cantidad de días: 14

Día 1 (01/01/2006)

Domingo 1 y Lunes 2 - llegada a Mza y Pte del Inca Domingo 01/01/06 La despedida con Maria, Quinto y Juanita, fue muy buena. Mucho apoyo de María y Quinto saludando muy bien. Juanita divina. Llegué al ómnibus con miedo por la cantidad de equipaje que llevaba (el pasaje decía que se podía llevar máximo, 2 maletas y yo llevaba cuatro). No me dijeron nada, cargué todo y subí. Ómnibus completísimo (CATA Internacional), cama total con comida y azafata.

Día 2 (3/05/06)

Martes La levantada fue algo lenta, tomamos algo de desayuno y llevamos la carga al mulero. Confirmando los miedos de Peter, el mulero se puso duro que no quería cargar nuestra mercadería por que no estaba en bolsones y decía que estaba mal embalada. Era verdad, pero fue la forma que entregamos las provisiones a Campo Base el año anterior. No nos quería prestar los bolsones, la peleamos y después de un rato el tipo volvió de consultar y dijo que cargaría. Pesamos todo y nos dio 360 kg. Justo para 6 mulas que era lo previsto.

Llevamos las mochilas a Horcones en la camioneta y en el auto de Bumbula. Jamie y Yo nos quedamos en el regimiento y esperamos a Bumbula y a Tomi Z. para irnos caminando livianos hasta el ingreso al parque. Papa iba a hacer los trámites por los 13 para ganar tiempo. Llegamos los caminadores y almorzamos al lado de la carpa de Guarda parques en unos banquitos. Yo aproveché para hacer unos ajustes al grupo ya que lo veía muy disperso y concentrados en si mismos en lugar de pensar primero en el grupo. El llamado de atención fue bien recibido. Santi empezó a aportar lo que el había preparado para apuntalar el trabajo en equipo y el contenido de este día fue buenísimo. La reflexión fue sobre el trabajo de cada una de las herramientas de una carpintería. Arrancamos 14.15 de Guarda parques e hicimos fotos en el mirador. 14.35 hs. Salimos para confluencia con un paro en el puente colgante para hacer foto.

Durante la caminata el grupo anduvo muy bien. Llegamos a Confluencia a las 18.05 hs. Muy buen tiempo. Confluencia en nuevo, esta en otro lugar y es mucho mejor y mas amplio que el anterior. Es la segunda temporada en este lugar.

Los Guarda parques nos recibieron de 10. Arturo y Federico, lo mejor que he tenido contacto desde la primera vez que vine al Parque. El primero había sido guía de montaña de la zona de Potrerillos y Cordón del Plata. Excelente. Nos indicaron el baño público que estaba en muy buen estado, y con esto se iba una gran duda que yo tenía con respecto a no tener empresa que nos espere en el campamento. Hicimos las carpas y después comenzamos a preparar la comida. Un arroz con calabacín, pimiento y zapallito. Salio muy bueno.

Mientras comíamos hicimos la primera reunión de grupo Oficial. Cada uno debía contestar tres preguntas: Por que estoy aquí? Que espero encontrar? Y El estado físico y anímico. Muy linda reunión que cerro Santi con la reflexión de los gansos y su volar en equipo.

Día 3 (6/01/2006)

Viernes. Un día 10!! Me levante temprano para despedir al grupo que se iba de excursión al bonete: Bumbula, Tomi Z., Pancha, Jere, Andrés, Jamie y Javier. Un lindo día para hacer cumbre y se fueron con muchas pilas. El desayuno del día era como de Hotel Brasilero, lo llamamos desayuno continental: Jamón crudo, queso, fruta y huevo con panceta y salteado con cebolla y pimientos. Un lujo que más no se puede pedir.

Empecé a preparar el desayuno a medida que iban apareciendo y cuando no daba mas de hambre mande despertar a los que todavía dormían para poder arrancar. Nos habíamos quedado los luque más el Nono y Franco. Después del desayuno que estuvo espectacular, Papa lavo todo como el día anterior y nos fuimos al Hotel. Papa que se iba a quedar lo invite a venir. A todo esto, estábamos comunicados por los handy con los que estaban caminando al bonete que nos decían donde estaban y los ubicábamos con el catalejo, muy divertido y muy lindo acompañarlos desde abajo. Partimos al hotel a huevear: Ping pong, fotos, sol, charlas con guías y extranjeros y con el personal del hotel que realmente son muy agradables. También pasamos la tarde siguiendo la excursión al bonete. Los chicos hicieron cumbre en 3 ½ horas. Cuando llegaron fue muy emocionante, para ellos y para nosotros. Sacaron fotos con el cartel y se quedaron un rato disfrutando lo que para varios era su primera cumbre.

Finalmente llegaron a eso de las 16 hs y después de abrazos emocionados de felicitaciones, Bumbula invito un te con galletitas para todos en el Hotel previa foto del grupo entero. Espontáneamente hicimos en el comedor del Hotel la reunión de Equipo. Se charlo el tema de ritmo de caminatas y sep planteo de dividir el grupo para las trepadas o mantenernos todos juntos, que fue esto ultimo lo que finalmente se decidió pero acordando ritmos, descansos y que todos seamos responsables de los tiempos que se deben cumplir. Cada uno por turno empezó a contar su estado físico y anímico como en todas las reuniones. El grupo en general muy bien, todos muy motivados y en la misma sintonía y con muy buena onda.

Llego el turno de hablar a Javier quien muy emocionado y con la voz entrecortada agradeció al grupo por la cumbre lograda en el bonete y por la experiencia de e equipo vivida al lado nuestro. Cuando me toco hablar a mi, lo invite a sumarse y a acercarse a compartir cuanto quisiera como uno mas de equipo. Cerrando la ronda hablo Papa que cuando habla de la vida y de dejar surco, da cátedra! Estaba muy emocionado por la experiencia de ver al equipo con todo aquello que el quiso formar, reflejado en sus hijos e hijos adoptivos, lo que es cambiar nuestro pequeño mundo, el de ser diferente, el compartir. Fue Inolvidable y quedo marcado a fuego en todos. Termino con una reflexión acerca de lo que se debe lograr en esta vida que no es cambiar el mundo para dárselo a sus hijos sino que hijos le da el al mundo, que es lo que el si puede cambiar.

Cerrando la charla y la reunión de equipo, nos volvimos al campamento donde rezamos el Rosario y Santi aporto lo suyo sobre el trabajo en equipo. En este caso hablo de la voluntad e hizo un resumen de lo que habíamos visto hasta el momento.

Mientras cocinábamos un guiso de verduras con carne, espectacular!! Con Tomi Z. a la cabeza de la cocina, Santi y Bumbula terminaron de armar el porteo para el día siguiente y los chicos se pidieron prestado una guitarra a Geotrek Fue Único, peña en Plaza de Mulas: Cantaron Jere, Andrés (la revelación) y Jamie y también hubo un intento de Tomi Z. El día entero fue espectacular, un día perfecto, lleno de emociones, momentos conmovedores.

Mucho recuerdo a la falta del Mono en la expedición. Controles del viernes. Saturación de O2 en sangre Frecuencia carDíaca Tensión Papa 85 101 Santi 80 97 Hernan 86 95 Tomi 90 100 Pedro 88 90 Franco 85 78 Andrés 86 95 130 Bumbula 92 60 James 86 95 Tomi Z. 86 92 Jeremías 85 100 170-100 Pancha 85 75 Yo 85 90 Abuelo 83 98 135-90

Día 4 (7/01/2006)

Sábado. Habíamos quedado en levantarnos a las 7 hs y nos levantamos a las 7.30 hs. A preparar las mochilas, cargar agua etc. Estaba muy frío hasta que salio el sol. Desayuno pulenta no tan bien aceptado pero que se termino a la fuerza. La Pancha se despertó con muchísimo dolor de cabeza por lo que de movida no iba a salir. El resto del equipo muy bien. Salimos para Nido a las 10.30 hs. Muy buen ritmo.

La subida muy exigente y llegamos a Piedras Conway en casi una hora, un poco menos. Hicimos pis, tomamos agua y a los 10 minutos volvimos a salir muy concentrados y con buen ritmo llegamos a Plaza Canadá una hora después, ahí paramos 15 minutos. Jere y Andrés se bajaron porque tenían mucho dolor de cabeza, distribuimos sus cargas y seguimos. Papa eligió muy bien la ruta y estábamos a la altura de Cambio de Pendiente muy rápido y desde ahí se mando derecho a Nido, la ruta es un poco mas exigida pero después de un para de Glaciares ya estábamos en Nido de cóndores a las 15.15 hs ! No fuimos cruzando el gran acarreo como el año anterior, Nido de cóndores: espectacular!! Es como un altar a los dioses. Había mucho viento pero estar ahí es emocionante. El grupo muy pero muy bien, algunos dolores de cabeza inevitables, la emoción de tenerlo a Pedrenka entre el grupo no tiene precio. Dejamos las provisiones en la bolsa “caco” marinera del ejercito y en una bolsa de las de basura también caco a Geotrek.

Les pusimos el rotulo del nombre del líder y la fecha como nos habían pedido los guarda parques, de esa forma ellos tienen un control de los porteos y poder limpiar los que han sido dejados por mas de 3 semanas. Almorzamos lo preparado en los tuppers y con un rumor de tormenta y mucha nube, nos bajamos. La bajada del grupo fue libre, yo llegue a plaza de mulas a las 18 hs donde nos esperaban los chicos con una picada “malll”. Cocinando rezamos el rosario con varios “cadáveres” en sus respectivas carpas por el cansancio de la jornada. Hubo relax, comiendo cebolla a la Bonet inaugurada el día anterior (es cebolla cruda con mayonesa, savora y se le puede agregar pimiento). A la noche nos volvimos a juntar para hacer la reunión y evaluación de equipo, estábamos cansados pero muy contentos. Para esta reunión cada uno debía contar su estado físico y anímico y agregar 2 cosas positivas del día.

Lo Positivo: La respuesta del grupo a la organización El ritmo y la coordinación en la trepada La presencia de Pedrenka en Nido de cóndores El apoyo entre todos Las pilas de Hernan sacando fotos y levantando el ánimo del equipo en la trepada Comimos otro guisazo don carne y pollo preparado por Jere, La Pancha y Javier. Se resolvió que el domingo nos quedaríamos de descanso para atacar nuevamente Nido de cóndores el Lunes con pilas recargadas.

Día 5 (8/01/2006)

Domingo. Día de Descanso. Me levante temprano tipo 8.30 hs y comencé a calentar agua y cargar los termos para el desayuno. Papa se fue e lavar todo otra vez. La banda, muy cansada, va apareciendo de a poco. Comemos unas galletas y cuando estan todos largamos un desayuno continental espectacular nuevamente. Fue invitado al grupo por Papa, Ricardo, un hombre de 145 kilos que habíamos vista primero en Confluencia y después lo cruzamos en la caminata a Plaza de mulas. Un ejemplo de fortaleza. Muy bien y con mucho huevo, esta en un proyecto junto con el gobierno de Mendoza para el pueblo de Uspallata.

Lo que quiere es ver la realidad y el mundo que se mueve alrededor del Aconcagua y poder ofrecer una alternativa de trabajo a la juventud de Uspallata que esta muy chata y sin motivaciones. Nos fuimos al Hotel a huevear toda la tarde. Charlas, sesiones de elongación, Ping Pong, etc,. La Pancha se sintió un poco mal y Jere también. A la Pancha se le fue comiendo un poco e hidratando. Controles del día de hoy: Tomi 97 92 Pedro 85 102 Andrés 86 115 Bumbula 85 60 James 86 90 Jeremías 83 90 Pancha 85 73 Yo 85 80 Abuelo 83 100 Los médicos ya nos reconocen como “Los Luque” o “los cordobeses” y nos echan del consultorio porque todos estamos bárbaros físicamente y nos controlamos seguido. Eso es muy buen indicio. Picamos algo en la carpa comedor, cebolla, calditos etc. El Flaco Hernan y el Nono se hicieron unos fideos exquisitos.

Hicimos Rosario y reunión de Equipo con el gordo Richard de visita (se comió el rosario entero y el es protestante!!) que también comió con nosotros. El ánimo del grupo es muy bueno en general pero lo único que bajoneo a todos es que Tomi Z. esta un poco desinflado. En las opiniones del grupo. Muchos hicieron alusión a Tomi Z. para juntar pilas para ir a Nido. Palabras del Nono para grabar para siempre, puso como ejemplo a Papa en primer lugar y apuntando al ánimo y a las fuerzas del equipo para lo que se viene. Grande Nono

Día 6 (9/01/2006)

Lunes - Llegada a Nido de Condores Subida a Nido de cóndores El grupo se levanto en horario y con muchas pilas pero los preparativos se hicieron muy largos. Aproveche la demora para desarmar la carpa comedor ya que había mucho viento y no quería dejarla armada sin que nadie la cuide. Salimos a las 12.30 hs. Para Nido todos, incluyendo Javier, cargados con todo.

Llegamos a piedras Conway en 1.10 hs con una demora que tuvimos para que Bumbula se haga un control que gracias a Dios estaba todo de 10, parece que era un cambio de aire no mas. 20 minutos de descanso y salimos para Plaza Canadá. Llegamos a Plaza Canadá en buen tiempo e hicimos un descanso mas prolongado para hidratar y comer algo, también hicimos unas fotos. Tomi Z. decidió volver y repartió sus cargas comunes con los de su grupo. Yo lo apoye en su decisión ya que debe seguir el que lo esta disfrutando, ese es el limite para seguir sacrificándose, si no hay disfrute, no tiene sentido. Largamos y 20 minutos después, La pancha, que venia soportando un buen dolor de cabeza decidió seguir a Tomi Z.

Con emoción por el esfuerzo realizado y a la vez con pena por la separación, lo despedimos. La segunda etapa fue durísima, después de cambio de pendiente el equipo estaba agotado, caminábamos unos minutos y ya queríamos descansar. Llegamos a Nido a las 18.30 hs. Muy cansados. Costo mucho armar las carpas por el fuerte viento que soplaba, el grupo de Hernan la termino en una hora y meDía.

Nos repartimos algo de comida y nos guardamos cada grupo en sus carpas. Salían algunos esporádicamente a disfrutar del atardecer en nido que es único, con el sol poniéndose sobre la cordillera y el Aconcagua iluminándose con tonos rojizos hasta que se oscurece. El grupo de Santi, Bumbula y ahora Pedro por la baja de la Pancha, tuvieron una desinteligencia y este último se quedo con el calentador en la mochila cuando se bajo, por lo que los chicos tuvieron que manguear un calentador a una carpa vecina. Sin perder tiempo se comunicaron por el handy con Tomi Z. que organizo un envío del calentador con un porter que vendría a Nido al día siguiente.

Día 7 (10/01/2006)

Martes - Nido de Condores La noche fue de terror. Sin nieve pero con un viento fuertísimo que sacudió las carpas toda la noche hasta llevarlas a su limite de aguante. El grupo no durmió bien por esa causa y concilio el sueño tarde por lo que no madrugo.Yo algo llegue a dormir y me levante tipo 9.30 y por atrás mío salieron Papa y Tomi. Los tres dimos unas vueltas por Nido disfrutando del lugar y las vistas. Además de frío estaba también muy ventoso pero los pronósticos decían que ese día mermaba y a partir de ahí mejoraría. A las 13.30 hs quedamos en reunirnos el grupo entero a hacer planes.

En la reunión decidimos descansar ese día, suspender la ida a Berlín y atacar la cumbre desde Nido al día siguiente. Todos muy bien, estuvieron de acuerdo esa propuesta que tiro Hernan y también contaron como estaban anímicamente y el grupo en general estaba en optimas condiciones. Jere dio un testimonio muy bueno en el grupo, de haber llegado a su cumbre y nos contó que decidió bajar. Los planees eran: Sacar un par de fotos por Nido Repartir la comida Preparar el ataque derritiendo agua y descansando

El ataque se decidió para las 3 de la mañana del miércoles Hubo fotos y después jere se fue para Plaza de Mulas. Al rato Tomas Zarazaga, nos confirmó que había llegado a Nido de Cóndores. Mientras tanto, cada grupo empezó en su carpa a preparar el ataque. Mucha adrenalina, nerviosismo. El grupo empezó a derretir nieve para preparar agua para el día del ataque, agua para cocinar, agua para hidratar ese día, y agua para hidratar al día siguiente antes de salir. En el grupo mío, con papá y Tomi, primero preparamos el agua para el día siguiente, el calentador no paró desde las 4 de la tarde, hasta las 9 de la noche. Lo primero que hicimos fue preparar el agua para el día del ataque, preparamos dos botellas para papá y Tomi y el camelback mío. Luego cada uno de los tres termos con agua hirviendo, para te y mate. Después preparamos unos fideos chinos, con condimento chino y picante y después hicimos caldo y la idea era dormirse a las 9 de la noche. Nos terminamos durmiendo tipo 9 y 30, 10. Había que levantarse a la 1 de la mañana, para empezar a hidratarse, y salir a las 3. Yo dormí aproximadamente una hora.

Habíamos quedado con Santi que nos hablábamos por radio a la 1. Durante la hidratación escribí el testimonio de Cumbre que es el que sigue: Testimonio de Cumbre 11/01/2006 PER ASPERA AD ASTRA Dedicado a: A Nuestras Familias. Al Mono, Ale y Pancho en especial. A Nico San Millán A las novias A Mama en especial por apoyar siempre las locuras de su marido y de sus hijos. Y a Maria por seguir su ejemplo. A los que luchan por la vida A José Emilio Buttigliengo y a Atilio Mario Neme (tío y abuelo de Bumbula respectivamente). A todos los que nos tratan de irresponsables y no saben lo que es vivir la vida y disfrutarla con locura. A Huayna. Esta Cumbre se logró con un fuerte trabajo de equipo, no todos llegaron a esta cruz, pero todos dejaron su vida por lograr “NUESTRA CRUZ” que en esencia nos identifica y que es estar juntos, dejando lindos recuerdos y cambiando el mundo que nos rodea, dando un testimonio de vida en Cristo y unidos a María.

Día 8 (11/01/2006)

Miércoles Pasé mi insomnio pensando en qué les iba a decir a los chicos antes de salir. A la 1 sonaron las alarmas y la voz de Santi por el handy para levantarse. Acomodamos las bolsas de dormir y empezamos nuevamente a derretir agua, para llenar los termos que estábamos vaciando para hidratarnos. El calentador no paraba y cada uno hidrató un litro. 1,30 AM nos empezamos a cambiar de a uno. Papá primero, Tomi después y por último yo. 1,45 AM apareció el abuelo “Arriba Muchachos, en 45 minutos nos vemos, la noche está bárbara”. Efectivamente así era, habíamos pasado una noche sin una gota de viento. El cielo estaba completamente despejado, con una luna que alumbraba todo el campamento, y nos permitía ver todas las montañas. Fue un regalo de Dios por cuanto es muy difícil que se den este tipo de noches en Nido de Cóndores. Además como habían sido los días anteriores, era muy notable que se dieran tan buenas condiciones en nuestro día.

A las 3 salimos con Tomi y papá se quedó acomodándose la protección de las manos, que no le encontraba la vuelta. Fuimos al punto de reunión que era al lado de la carpa del grupo de Santi. Bumbula que me pidió 15 minutos más y el Abuelo que se había quedado dormido. En 15 minutos más estaba todo el grupo reunido. Santi le cambio los cubre mitones a Papa que no podía mover las manos. Nos juntamos todos en una ronda, conmigo al medio. Les pedí que cerraran bien la ronda y les dije: “Muchachos, este momento es único y no se va a volver a repetir de esta misma forma, mírense a los ojos, tóquense los hombros y sientan su respiración, Papa, por una anécdota de oro, Santi, Hernán, Tomi, Pedro, Nono, Franco, Andrés, Porque esta unión dure toda la vida, por sobre las ambiciones económicas, por encima de los intereses femeninos y para ganarle a todos los valores mediocres que nos impone hoy la sociedad. Bumbula, para estar más cerca de tu abuelo y de tu tío y para terminar de ganarle por KO a la Díabetes, James, porque ya sos parte de la familia Javier, para que esto cambie tu vida para siempre. Solo Dios sabe que es lo que va a pasar, Pero nadie puede negar que hayamos dejado todo para estar acá, y esa es nuestra cumbre, Y tenemos que llevar esta forma de vivir a todos los ámbitos de nuestra vida, En nuestras familias, en el trabajo, con nuestros amigos, si no lo hacemos así, hemos quedado en el camino, porque así nos lo enseñó Jesús y Papa nos mostró que se puede. Franco: Oración y grito de guerra” Franco hizo la oración luego Padrenuestro y “PER ASPERA:… …. AD ASTRA!!!!!! Respondimos todos. Arrancamos a mil queriendo devorarnos la montaña. Varios grupos que largaban con nosotros quedaron enseguida atrás.

Al ratito de largar tuvimos un primer aviso: Papa con las manos que se le enfriaban necesitaba cambiar de guantes. Automáticamente le di los míos para continuar. A Andrés también se le empezaron a congelar, saque una de las bolsitas con gel calentador pero al intentar activarla se reventó, saque la otra y se la pude dar con temperatura y mejorar su situación. Puso la bolsa dentro de un guante y la otra mano dentro del pantalón. Pudimos continuar. Estaba oscuro ya que la luna se había ido y costaba encontrar la senda. Bumbula iba unos pasos delante de Papa abriendo camino y Papa seguía marcando el ritmo del equipo. No pasaron 15 minutos que Papa volvió a tener muchísimo dolor en las manos por el frío.

Le hice poner las manos en mi panza, después las sacaba para fregarlas y las volvía a poner. Poco se lograba y le di la ultima bolsa de gel calentador, una mas grande, la agarro con las dos manos y después volvió a poner las manos en mi panza. Escuche lo que no quería escuchar “yo me vuelvo” Papa no se iba a volver solo por lo que yo lo acompañaría en ese caso. El no quería saber nada con eso y yo no iba a ceder. Ahí nomás salto Andrés que se volvía con Papa con congelamiento en las manos. Papa se tranquilizo que no obligaría a bajar a nadie que este en óptimas condiciones y se volvieron los dos para recuperar las manos. Después contaron que llegaron con las manos duras y la recuperación fue lenta pero se logro. Andrés quedara con sensación de cosquilleo en las manos por unos días más. El grupo retomo la marcha con Bumbula primero en la fila marcando el ritmo. En un rato llegamos a Berlín con el amanecer. Estaba bastante frío y eso no dejaría tranquilos a Santi y a Pedro por un largo rato ya que les atacaba a las manos muy fuerte. Entre ejercicios de Bumbula para mejorar la circulación en las manos y poniéndose las manos debajo del pantalón pudimos avanzar.

Después de Berlín llego Cólera y luego de una linda trepada, el portezuelo de vientos. Cada 1 hora veníamos comiendo sobrecitos de aminoácidos-sacarosa que levantaban el cuerpo y el ánimo para no decaer. En el portezuelo de vientos el Nono vomito. Ya lo había hecho un par de veces pero inmeDíatamente después se sentía mejor. Le dije que tomara uno de esos sobrecitos pero al rato lo vomito entero. Después del portezuelo continua el camino hacia una senda con trepada muy fuerte. Desde ahí se ve la cima de la montaña muy al alcance de la mano. Muchos creímos que esa trepada fuerte era la canaleta, pero estábamos equivocados. Terminada esa subida, empezaba lo peor, La Canaleta. Yo llore desde el portezuelo de vientos hasta la Canaleta, casi una hora, pensando en hacer cumbre los 5 hermanos y regalarle ese esfuerzo a Papa que estaba abajo. Me imaginaba llamándolo desde arriba y decirle “estamos lo 5 en la cumbre”. Pensando en eso me emocionaba y me llenaba los lentes de lágrimas. Empezó la Canaleta: larga, empedrada, sin caminos y muy peligrosa. Son como 4 etapas. En la tercera, muchos dejaron mochilas para buscarlas a la vuelta y así seguir más livianos.

Hubo un hecho que golpeo mucho el ánimo del equipo. Veíamos que dos tipos de campera colorada y negra, de la patrulla de rescate, iban bajando por el medio de la canaleta tirando un bulto grande. Cuando llegaron casi a nuestra altura vimos que ese bulto era un cadáver, que a medida que lo tiraban, golpeaba su cabeza, brazos y piernas contra las piedras de la canaleta. Luego cuento el cuerpo se paraba, la patrulla bajaba y lo volvía a tirar. Violentísimo golpe a nuestra psiquis. En la etapa que estábamos, exhaustos y agotados mentalmente, ese hecho nos dio miedo y mucho respeto a la canaleta imaginándonos que un paso en falso nos dejaría como ese cadáver que después supimos era de un catalán que tuvo una muerte súbita 5 minutos antes de llegar a la cima. Con mirada hacia el piso el equipo continuo. Propusimos hacer 5-6 pasos y luego descansar

Los que pudieron lograr ese ritmo fueron Bumbula y Tomi que se alejaron un poco del resto. La patrulla de rescate que subía y bajaba paso por el lado de Pedro y lo vio tropezarse, le dijeron que tenía que bajar. Pedro siguió y desde unos pasos más abajo la gente de la patrulla grito: “El chiquito del gorro amarillo, por pedro, debe bajar con un mayor inmeDíatamente”, estábamos a 20 metros del filo del guanaco y con Santi nos miramos y dijimos “yo bajo”. Saque una ultima foto y registre en el GPS 6856 metros de altura y bajamos los tres. Le di a Franco un collar del mono y el mío y a Hernán lo abrace y le dije que debían seguir y hacer cumbre por el grupo. El grupo cumbrero que siguió: Hernán, Tomi, Franco, Nono, Bumbula, Jamie, Javier. Los primeros en llegar fueron Tomi y Bumbula que llegaron tipo 15.30 hs y el resto llego a las 16hs. Hicieron fotos, abrazos y felicitaciones y bajaron tipo 17 hs.

La verdad que no me causo ningún dolor la decisión de volverme a metros de la Cruz y de la foto ya que ante tal situación de advertencia por parte de la patrulla de rescate, la prudencia domina mis actos y no arriesgaría nada de la integridad de Pedro. La bajada fue dura. La canaleta es más difícil en bajada que en subida. Con piedras grandes y sueltas y sin ningún camino a seguir. Terminada la canaleta la falta de hidratación me empezó a causar falta de equilibrio. Santi venia también quemado y Pedro venia mejor que nosotros dos.

Pasamos el portezuelo de los vientos y con toda la cordillera a nuestros pies, entre los tres alucinábamos y nos divertíamos encontrando formas de todo tipo con la nieve y los acarreos de las montañas que estaban frente a nosotros. Son bien recodados el “esqueleto de tigre” de Pedro y el “dragón” de Santi, entre una cantidad de alucinaciones encontradas. Habían pasado ya dos horas desde que dejamos la cumbre y nos paso Bumbula. Pedro le comento que estábamos alucinando y le indico dos monstruitos que el veía adelante nuestro.

Bumbula, sin ser consciente de la gravedad de nuestra falta de hidratación, nos paso y continuo su bajada. A esta altura ya me costaba mantenerme en pie y a Santi también, y cuando nos caíamos nos quedábamos dormidos por un rato. En una de esas siestas nos despertó un grupo de Vascos que venían de la cumbre y se quedo con nosotros un de ellos, Alex. Nos dio un poco de liquido y nos acompañó lentamente mientras su grupo seguí a su ritmo e iba a prepararnos algo de liquido en un campamento próximo y en Berlín. Se sumaron a nosotros dos tipos mas de los cuales uno venia en un estado peor que el nuestro. La idea era hidratarnos un poco y llegar a Berlín y de ahí continuar hidratando con una patrulla de rescate. Llegamos a un campamento y unos tipos nos convidaron jugo que nos hizo bien. Luego continuamos con Alex muy amablemente hablándonos para que nos distraigamos y pidiéramos caminar tranquilos sin que el sueño nos ataque. Muy cerca de Berlín, pero sin saber exactamente donde estábamos, uno de los dos tipo que se habían sumado, saco una radio para comunicarse con guarda parque. Ya estaba oscuro.

Entre confusiones y sin saber bien que referencia tomar para decirle a quien nos copiaba donde estábamos, yo saque mi GPS y así nos acercamos a Berlín donde nos pudimos encontrar con un tal Carlos.Aparentemente era como responsable de alguna empresa prestadora de servicios. Este Carlos nos dio para hidratar y nos guió hasta el refugio Berlín. Yo le comente que mi única preocupación era darle información a mi Papa de que estábamos bien, el me contesto al rato que mi Papa ya había sido informado a trabes del guarda parque de Nido de cóndores. Yo no le creí mucho pero me la tuve que aguantar. Llegamos al refugio y ahí nos tiro. Adentro me tope con unas piernas que dormían

Había cuatro guías o asistentes de guias que nos trataron muy mal, es más, nos trataron pésimo. Yo pensé que después de estos retos vendría el calor y algo para comer y tomar. Nada de eso. El mal trato siguió, nos tiraron un café y una campera para taparnos los tres. Yo tenia los pies muy mojados por la transpiración por lo que si me quedaba así se me congelarían. Me tuve que sacar las botas y dormir con las patas al aire a 5900 metros y con -15 grados de temperatura a la noche que bajaría al amanecer.

Dormimos entrecortado, Pedro con las botas puestas, Santi con las patas envueltas en la campera y yo con las patas al aire.

Día 9 (12/01/2006)

Jueves. Apenas pudimos nos levantamos con la luz como a las 7.30 y con Santi nos miramos y decidimos irnos. Salimos y nos encontramos con los españoles que nos convidaron algo caliente y luego de devolverle los abrigos que nos habían prestado para Pedro, nos fuimos.

Antes de dejarlo, Alex nos comento que le había parecido pésimo el trato que nos habían dado entre ese tal Carlos y la gente que estaba dentro del refugio. Bajamos tranquilos y apenas vimos el campamento Nido de Cóndores, distinguimos a Papa haciendo guarDía y esperando ansioso nuestra aparición. Emocionante encuentro y Papa volvió a respirar tranquilo. Papa no hizo los relatos de la angustia por nosotros y del regreso de los cumbreros.

Tomamos algo con los que estaban levantados, conocí a los compañeros de angustia de Papa que eran unos chicos de la fuerza aérea que acampaban al lado de la carpa del grupo de Santi y le habian prestado el calentador hasta que llego el de abajo. Cuando se fueron levantando los muchachos los fui saludando con abrazos a uno por uno y felicitándolos por el logro realizado. Cuando lo vi a Hernan, fui corriendo a saludarlo especialmente. Me mostró las fotos de la cruz en la cumbre. Quedamos en salir para plaza de mulas a las 14. Para mantener la costumbre, a las 14 eran pocos los que estaban listos, solo Papa, Tomi y yo que emprendimos la retirada del lugar despidiéndonos con nostalgia de Nido de cóndores.

La bajada fue muy tranquila tratando de evitar los acarreos que a esta altura me tenían podrido, agravado por las ampollas que me habían salido por el uso prolongado de estas botas dobles. Llegamos a Plaza de Mulas pasadas las 16.30 hs. El reencuentro con los chicos fue con mucha alegría. Nos contaron la angustia que pasaron durante la noche con nuestra perdida aunque finalmente ellos si se habían enterado que nosotros habíamos dormido en Berlín pero nunca le pudieron avisar a Papa que había apagado el handy por miedo a quedarse sin baterías y no poder usarlo después. El resto del equipo fue llegando de a poco. El reencuentro con los de abajo abundaba en preguntas y relatos de lo vivido arriba y también abajo.

Cuando yo me fui al hotel a hablar por teléfono, todavía faltaba que llegaran Santi, James y Pedro. En el hotel dimos la noticia a los conocidos de la cumbre lograda. Hernan invito una picada espectacular para festejar. Con Eduardo, el de recepción, intercambie nuestro logo por una cruz de madera colgada por una expedición mexicana que logro cumbre en el 93. Muy lindo trofeo de guerra.

Con Maria nunca pude hablar ya que el teléfono disponible solo tiene salida a celular y el de María estaba apagado. Si hable con Sargento Pedro para decirle lo de las mulas de regreso. Tomaríamos 5 y no le pagaríamos ninguna. Volvimos antes de oscurecer para el festejo con pizzas en Geotrek arreglado para las 20.30 hs. La reunión de evaluación de la expedición se hizo en Geotrek a medida que traían las pizzas. Tuvimos dos invitados, el porteador Juan, excelente y con quien los chicos que se habían quedado en plaza de mulas habían logrado excelente relación y confianza por las cantidad de cosas que encontraron en común. El otro auto invitado era el gordo Richard que se iba al día siguiente

Los chicos empezaron con la evaluación de la expedición. Todos excelentes, valorando la unión del grupo, el trabajo en equipo, el ejemplo de la familia Luque y el de papa en especial. Los valores que el grupo vive fueron muy destacados cuando les toco hablar a los invitados. Hubo también algunos emocionados a la hora de hacer su testimonio. Como todas las evaluaciones, a mi me toco cerrar. Lo expresado por los chicos dejaba ver en todos un sentimiento de satisfacción plena por las cumbres logradas, cada uno a su medida, por la entrega, la generosidad y todo lo vivido en esta experiencia singular. Esa fue mi mayor cumbre!!, el éxito de esta expedición familiar y auto-organizada que pretendía marcar sus vidas para siempre con una experiencia limite a nivel personal y encuentro con uno mismo en relación con los demás y con Dios.

Mi mensaje central se baso en trasladar esta misma forma de vivir a nuestras vidas cotiDíanas: Familias, trabajos, amigos, novias y todos los ámbitos de la vida. En esa proyección se debe aplicar lo aprendido en estos días y decididamente cambiar nuestras vidas para siempre. Termino la reunión y nos fuimos a dormir con una niebla que cubría todo el campamento. Armamos una sola carpa, la mía, y los demás durmieron en la despensa, que se mantenía en pie, y en la carpa comedor.

Día 10 (13/01/2006)

Viernes. Nos levantamos con el tema de preparar las cosas y tratar de que las mulas del ejercito se lleven todo, carpas y mochilas, y no pagar nada en compensación por los daños ocasionados a la ida. Algunos se hicieron los controles médicos para sacarse la duda de cómo era el estado del organismo después de haber estado a casi 7000 msnm, todos los controles dieron excelentes.

Pasamos la mañana muy distendida, entre fotos, sociales y armada de mochilas. Llegaron las mulas y le comentamos nuestra intención. Tuve que ir a comunicarme por radio con Vergara quien me dijo que tenia las 5 mulas que habían llevado, disponibles para nosotros. Las cargamos todas. Yo estaba medio reacio a poner mi mochila pero finalmente me convencieron. Debe haber sido la falta de confianza por lo sucedido anteriormente. Geotrek nos ofreció un cafecito para todos como despedida. Pablo, con quien habíamos tenido contacto en nuestro viaje a plaza de mulas, nos recibió muy bien, el había llegado cuando nosotros estábamos arriba. Pablo nos firmo las bolsas de basura para poder bajar sin problemas. Hicimos el check out de Plaza de mulas en GP y fotos de despedida de este lugar soñado. Comenzamos el descenso a las 13 hs. Algunos lo hicieron corriendo en gran parte, Hernán demoro 3 horas en llega a horcones y de ahí hasta los últimos que éramos Santi y yo que llegamos a las 20 hs.

Una caminata muy disfrutada por las largas charlas de balances y comentarios positivos de la gran experiencia vivida. Cuando llegue a Horcones, hice la salida del Parque y nos estaba esperando Peter, con quien fuimos hasta Horcones. Ahí los chicos ya habían adelantado la búsqueda de los autos y devolución de equipos y tuve que ir a hablar con el mulero para arreglar el pago de las mulas de vuelta. Larga negociación, en la que finalmente también participo Hernán con un gran peso a nuestro favor y cerramos que todas las mulas utilizadas compensaban los daños ocasionados y no desembolsaríamos ni un peso. Lo que me falto es que a los daños de la ida, se sumaron los de vuelta.

Las mulas de vuelta se desarmaron en reiteradas oportunidades y también rompieron cosas. Mi carpa fue una de las grandes bajas, que si bien no la destruyo, la rompió en varios lados y de la bolsa para guardarla no quedo nada. Esos danos también sumaron para que no paguemos ninguna mula de vuelta. En los autos partimos para Uspallata donde Peter había reservado ya una parrilla para el festejo y posterior dormida en el Hostel de Uspallata. Gran festejo pero con una baja ya que Tomi Z. se había ido con sus padres que lo estaban esperando en el Hotel para comer. Sábado 14/01/06 Descansamos muy bien el en Hostel y a la mañana temprano, después del desayuno, con Bumbula y Javier, emprendimos un largo pero muy agradable viaje a Buenos Aires donde llegamos a las 21.45 hs después de casi 13 horas en el auto.

Acá me esperaban con muchas ganas Maria y Quinto y lamentablemente Juanita ya estaba dormida.

Home Contacto Aviso Legal Mendoza